¿Cómo evitar la inflamación?

Muchas veces, sobre todo después de comer en abundancia, nos sentimos hinchados y excesivamente llenos, sensación que nos provoca cierto malestar, pero que suele irse en unas horas. Lo malo llega cuando esa inflamación no se va, o se queda en una determinada parte del cuerpo. Esto ya debería preocuparnos un poco más, ya que aunque la hinchazón sea una respuesta normal y natural de nuestro cuerpo ante la entrada intrusos como bacterias o virus, también pueden ser el indicativo de que estamos gestando una dolencia más grave, por eso hay que tenerlo controlado.

Como vemos, la inflamación es una respuesta de nuestro cuerpo para mantener a esos agentes nocivos alejados, pero también puedo convertirse en un problema, si no desaparece en unos días. Por eso hay que cuidar mucho de que estas inflamaciones solo se produzcan como reacción natural del cuerpo, y facilitarle las cosas a nuestro organismo, restándole trabajo para que no tenga que “luchar” contra este tipo de agentes nocivos tan a menudo.

¿Cómo hacemos esto? Fácil. Estudios han determinado que la inflamación es controlada por nuestro organismo a través de una serie de hormonas, cuyo flujo aumenta o disminuye según así lo requiera la inflamación. El caso es que nuestra alimentación tiene un efecto decisivo en este flujo de hormonas, por lo que podremos “controlarlo” en cierta manera si controlamos el tipo de alimentos que ingerimos, con el objetivo de normalizar ese flujo y acabar con la inflamación, en caso de que ésta se alargue más de lo debido.

De esta forma, podríamos decir que existe una dieta antinflamatoria, aunque más que una dieta son una serie de consejos para regular nuestro flujo hormonal y evitar esa inflamación y la sensación continua de hinchazón tanto externa como interna en nuestro organismo. En este sentido, los principales consejos que se dan son tres: cuidar nuestro peso, mantenernos activo y balancear bien los ácidos omega 3 y 6.

Estos se consigue, de forma práctica, realizando sencillos hábitos alimenticios como mezclar fruta y yogurth, incluir la linaza en nuestra dieta normal, así como las nueces, aunque siempre consumirlas con moderación para evitar el exceso de calorías, y evitar por supuesto las grasas saturadas, que harán que nuestro sobrepeso se dispare. Son unos consejos simples y muy útiles no solo para no sufrir estas incómodas hinchazones, sino para llevar una vida mucho más saludable.

Originally posted 2012-08-10 15:44:16.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar